Cuerpo-mente-espiritu

Vivir desde el amor, es vivir en abundancia.

Posted on Actualizado enn

se-abundanteconecta-con-su-estado-natural-2

“Tú eres reflejo de lo que piensas diariamente”

Aristóteles.

 Hace unas semanas asistí en una conferencia que me impresiono mucho. Especialmente por una de sus participantes, Covadonga Pérez Lozana. Era sobre los temas muy importantes de nuestra actualidad: abundancia y relación con el dinero. Hace unos meses que sigo a Covadonga y me encanta su forma de ver la vida y expresarse, compartir sus aprendizajes y experiencias con sinceridad.

Todo en nuestro mundo es conexión de energías que vibran en su propia frecuencia. Nosotros somos unas fuentes de esa energía. Dependiendo de lo que emitas, atraes a tu vida lo que eres.

Si lo haces desde miedo atraerás más gente que tiene miedo o las cosas, eventos que quieres seguir evitando. Muchas veces escucharas: “No deseo que suceda”, “No puedo…” “No merezco…”,”No tengo lo suficiente…”

Realmente todo empieza por un pensamiento. Si lo repites, evocas los sentimientos de bajo nivel de vibración que te llevan a las acciones y resultados que en realidad no deseas. leer más

Anuncios

¿Sabes que es la chispa de la vida?

Posted on Actualizado enn

 photo foto art chispa wp_zpsyutfvdhs.jpg

 

 “Necesito el momento para mis pensamientos, dejar espacio para sentir, apuntarles, para que se ordenan.

Me ayudan a encontrar el camino.  Porque solo yo sé el camino, todas las respuestas…”

 

 

 

 

 

 

 

Este artículo fue escrito en noviembre de 2015, como la parte de mi diario personal y ejercicios de freewriting. Después lo redacte un poco y se convertido en uno de los primeros artículos que quiero publicar en mi blog  para que puedes conocerme un poquito más.

Para empezar la lectura te dejo un video de la música que me acompañaba al escribirlo.

Si quieres puedes dar al play y seguir leyendo.

“Ayer salí  a ver al médico. Al llegar al centro de salud, descubrí que no estaba. Parece que le ha surgido algún imprevisto y no vino a trabajar. Entonces, me citaron para otro día.

Al salir de allí, hice una respiración profunda y pregunte: ¿y para que salí a la calle? Me daba cuenta que no me sentía enojada o molesta que no me avisaron, que no viniera o algo parecido. Esta sensación que normalmente hubiese sentido antes cuando me pasaba algo parecido, como no conseguir algo en el momento exacto, desvaneció.

Mire arriba y vi el cielo tan claro, el sol tan radiante, sentí el calor tan agradable. ¿Bueno, como puede ser? ¿Estamos a 18 grados y hoy es 26 de noviembre?  Vaya, necesito ir al parque y disfrutar del día, puede ser que será el último día así de agradable este año. ¡Hay que aprovechar la oportunidad! leer más>